miércoles, 9 de julio de 2008


Un clásico de la falta de imaginación... también es un buen nombre para un culto exótico cuya deidad central sea un botón con rasgos antropomórficos.
(Fotógrafa invitada: Ale)

2 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Nunca me imaginé que alguien le pondría ese nombre a un negocio. "¿Adónde vas? Al Divino Botón"; no me suena bien. Bueno, hay gente para todo.

Antonio dijo...

El Solgan seria:"Aunque estamos lleno de botones no somos una comisaria"